El packaging personalizado está en auge. Cada vez más comercios y marcas reconocen la importancia que tiene customizar el embalaje de cada producto.

Sacar una sonrisa al consumidor o hacer que se quede de forma definitiva el propio packaging son formas de comprobar que la fórmula está funcionando.

Pero, ¿cuáles son sus beneficios reales? ¿Merece la pena la inversión? En este artículo resolvemos estas dudas.

Packaging personalizado: todo beneficios

Ventajas del packaging personalizado

Ante todo, el objetivo de cualquier negocio es vender. Ese es el foco principal. Y es una misión que se consigue con el packaging personalizado. Existen estadísticas relacionadas con el comportamiento del consumidor que dejan claro que el embalaje puede hacer que un cliente repita su compra o no.

Sin embargo, no es el único beneficio. A continuación dejamos una lista de otros factores decisivos a la hora de invertir en tu embalaje:

  • Dejar huella en el comprador. ¿Alguna vez ha hecho una buena compra pero ha olvidado dónde la hizo? Eso nos ha ocurrido a todos e impide que repitamos la compra en el lugar. En especial, pasa con las compras por internet. Pero eso no ocurre cuando el embalaje del producto ha llamado la atención del cliente y ha generado su reacción, pues queda más grabado en su memoria.
  • Protección del producto que vendes. En lugar de que su artículo se adapte al embalaje, ¿por qué no invierte las tornas? Si así lo hace, podrá impedir movimientos indeseados de la mercancía en el interior de la caja y garantizar su llegada en óptimas condiciones.
  • Dar imagen de nuevo producto más a menudo, aunque lo único que cambie sea su envoltorio. Eso es ideal para campañas concretas del año, para responder a tendencias del mercado, etc.

Si también desea que su negocio disfrute de las ventajas del packaging personalizado, contacte con Ineco.

Contacte con nosotros

ENTRADAS RELACIONADAS